5 tips para detectar estafas Ponzi (2022)

Desde modelos muy simples como el “Telar de la Abundancia” hasta otros más actuales y complejos como el de Generación Zoe o la stablecoin de Terra UST, las estafas piramidales (popularizadas como esquemas Ponzi en honor a Carlo Ponzi, uno de los más célebres estafadores de la historia de EE.UU.) pueden variar en cuanto a disfraces verbales y métodos, pero todas persiguen un mismo objetivo: tentar a muchas personas con promesas de retornos altos y rápidos, para terminar quedándose con el dinero de la mayoría.

¿Cómo distinguir una inversión genuina de una estafa Ponzi? En la columna de hoy presentaremos 5 tips para estar alertas y no caer en este tipo de delitos financieros.

Gran parte del éxito de los esquemas Ponzi depende del poder de atracción que generen quienes los ponen en práctica. Su primera misión es tentar a numerosos ahorristas e inversores para que depositen su capital en el proyecto que encabezan y que promete superar con creces el rendimiento que ofrece en promedio el mercado con inversiones que ellos mismos suelen catalogar de “aburridas”. Para convencer a los indecisos, suelen afirmar que la rentabilidad muchas veces estratosférica está asegurada.

Por lo dicho, antes de invertir en un proyecto prometedor es fundamental conocer el nivel de las tasas de interés que pagan los activos más seguros del mercado. Esas tasas de referencia son conocidas en el mundo financiero como benchmark.

Por ejemplo, hoy en día se pueden adquirir en bonos de empresas importantes de EE.UU. que ofrecen tasas de entre 6 y 7% anual en dólares, mientras que el rendimiento histórico promedio de las acciones norteamericanas ronda el 10% anual.

En consecuencia, cualquier inversión que prometa más del 7% anual a tasa fija o más del 10% con la posibilidad de resultados variables conlleva un riesgo implícito alto que no podemos ignorar.

Para el caso, vemos que la fallida stablecoin UST ofrecía una rentabilidad del 20% anual en dólares a tasa fija, el triple que el promedio del mercado en ese momento. Sabemos como termino todo: UST demostró que no era para nada estable y su cotización cayó a valores inferiores a los 10 centavos de dólar, con lo que miles de inversores e inversoras perdieron casi la totalidad de su dinero.

Esto no implica descartar cualquier inversión que ofrezca rendimientos esperados superiores a los del benchmark. Un inversor inteligente no elude los riesgos, sino que aprende a manejarlos. Busca aquellos activos olvidados por el mercado o juzgados de manera equivocada y subvaluados.

No obstante, para quienes no tengan tiempo o ganas de aprender sobre estrategias de inversión como el Análisis Técnico o Análisis Fundamental, el consejo es tomar como señal seria de alerta toda promesa de rendimiento muy superior a las tasas de referencia.

2) Descartar inversiones que prometen “rentabilidades seguras”

No importa cómo lo quieran vender: las rentabilidades libres de riesgo no existen. Toda colocación de dinero conlleva riesgo. Este puede ser mayor o menor, pero siempre está.

Cuando veas una leyenda del estilo “rentabilidad asegurada” adosada a un proyecto de inversión, escapá. Dudar ni siquiera tiene sentido porque la promesa es absolutamente irresponsable y debemos descartarla en forma inmediata sin necesidad de estudiar el caso.

Como dijimos, los esquemas Ponzi pueden parecer muy distintos unos de otros gracias a la creatividad de sus precursores, pero suelen tener un denominador común: las jugosas ganancias que pagan a sus inversores más antiguos se presentan como demostración de que el negocio funciona a la perfección. Sin embargo, en la cocina vemos que esos pagos solo son posibles gracias a los aportes que hacen los nuevos inversores que ingresan fondos frescos al proyecto.

El resultado es inevitable: por algún motivo endógeno (se corre el rumor de que es una estafa y muchos inversores piden retirar el dinero al mismo tiempo) o exógeno (se resiente la coyuntura económica y no se pueden conseguir nuevos inversores) la pirámide de estafas colapsa y a la vista quedan las ruinas.

Una estafa que creció de la mano de la tecnología y el alza de los mercados hasta fines del año pasado es la de los bots de trading de criptoactivos mediante los cuales se prometían ganancias en dólares del 10% mensual. En base a lo aprendido, no solo vemos que ofrecían rendimientos muy superiores al promedio del mercado, sino que también hay una presunta seguridad en los resultados que nadie nunca puede conocer de antemano, por lo que la mentira queda al desnudo. Además, ya vimos en columnas anteriores que el trading de corto plazo en renta variable (acciones o criptomonedas) constituye uno de los caminos más directos hacia la pérdida total o casi total del capital, por lo que ningún bot debería poder conseguir lo contrario. Si así fuese, sus creadores acumularían tanto dinero ganado que no necesitarían buscar fondos ajenos para invertir.

Por el contrario, cuando vemos que detrás de un proyecto de inversión existen fuentes válidas que pueden explicar las ganancias futuras, el siguiente paso para aumentar el control es indagar sobre su sostenibilidad y estabilidad en distintos escenarios adversos. La meta del 10% mensual de ganancias claramente no es sostenible en el tiempo.

4) Poner bajo la lupa las inversiones no reguladas

En materia de inversiones, las regulaciones son efectuadas por organismos estatales que realizan un estudio de los proyectos para determinar si la fuente de rentabilidades es genuina y no. Si no lo es, podrán determinar que se trata de una estafa e impedirla antes de que cause más daño.

Cierto es que organismos importantes como la SEC en EE.UU. o la CNV en Argentina acumulan en su historial fallas dramáticas, como la de la burbuja de las hipotecas subprime en EEUU en los años 2007 y 2008, por lo que toda regulación es necesaria, pero no suficiente.

En el caso de los criptoactivos, estamos ante un mercado que se autorregula de manera eficiente en algunas áreas y no tanto en otras. Por lo tanto, desde aquí siempre recomendamos no invertir más del 5% del capital. En busca de muy altas rentabilidades, el inversor solo debe destinar dinero que esté dispuesto a perder en su totalidad y con un horizonte de largo plazo.

Una propuesta de inversión no regulada eleva notablemente la probabilidad de una estafa o de falta de garantías ante cualquier incumplimiento de pago.

Un primer indicio de que podemos estar siendo estafados surge cuando nos dicen que si queremos acceder al rendimiento prometido por el proyecto debemos reinvertir constantemente los intereses que genera sin hacer ningún retiro parcial.

Es clave no aceptar este tipo de condiciones y realizar retiros cada tanto para testear al administrador del dinero, quien, de todos modos, más adelante podría estafarnos.

Importante: no basta con ver en una pantalla que tenemos el capital y los intereses. Debe existir un asiento contable en un organismo de control como es la CNV en el caso de la tenencia de acciones en un banco o sociedad de Bolsa local. Caso contrario, no tendremos garantía de nada.

Conclusión

En esta columna encontrarás 5 engaños habituales en temas de dinero que pueden tomarse como ejemplos prácticos, pero lo cierto es que la mejor vacuna para evitar estafas Ponzi es aumentar nuestra cultura financiera.

Así y todo, hasta un inversor profesional puede algún día — atraído por la codicia y el canto de las sirenas —, caer en algún tipo de esquema Ponzi sofisticado.

Mientras termino de escribir esta nota, seguramente un nuevo Ponzi se está gestando en alguna parte del mundo. No bajen la guardia, desconfíen con buen criterio y busquen invertir en los mejores proyectos de esta jungla financiera que son los mercados. Activos interesantes sobran, lo que a veces faltan son brújulas.

¡Hasta la próxima semana!

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Mr. See Jast

Last Updated: 09/28/2022

Views: 6069

Rating: 4.4 / 5 (55 voted)

Reviews: 86% of readers found this page helpful

Author information

Name: Mr. See Jast

Birthday: 1999-07-30

Address: 8409 Megan Mountain, New Mathew, MT 44997-8193

Phone: +5023589614038

Job: Chief Executive

Hobby: Leather crafting, Flag Football, Candle making, Flying, Poi, Gunsmithing, Swimming

Introduction: My name is Mr. See Jast, I am a open, jolly, gorgeous, courageous, inexpensive, friendly, homely person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.